NOTICIAS

Publicaciones, estudios y apariciones en medios de comunicación

La gracia de los deptos en primer piso

09-02-2018

La gracia de los deptos en primer piso: juntan la seguridad del edificio y el patio de la casa

Oferta de estas viviendas va en alza debido a la restricción de altura y escasez de terrenos

Uno de los sacrificios que asumen  quienes compran un departamento de una casa es quedarse sin patio. Pero los vaivenes del mercado han provocado que muchas inmobiliarias construyan cada vez más edificios con departamentos en el pri­mer piso y con patios para uso exclusivo.

Soledad Silva, sub gerente del área de Estudio de Colliers International, explica por qué ya se puede hablar de una tendencia: “Desde el punto de vista de las inmobiliarias, construir proyectos con departamentos con patio es una for­ma de rentabilizar aún más el terreno. Esto se da sobre todo en zonas con res­tricción de altura, por lo que vender el primer piso se vuelve atractivo”.

La oferta de departamentos en pri­mer piso y con patio hoy se ve en comu­nas como Providencia, Las Condes, Ñu­ñoa y La Reina y en lugares donde tradi­cionalmente se levantan más casas, co­mo La Florida y Puente Alto.

Desde el lado del propietario, un de­partamento con patio también da rédi­tos. “Tiene el beneficio de contar con un jardín privado en una ubicación más céntrica que si se viviera en un casa. Además, estos proyectos en general cuentan con cámaras y portería, por lo que existe una sensación de mayor se­guridad que en una casa. Se espera que la construcción de proyectos con esta ti­pología siga en aumento, ya que tienen alta demanda y agotan sus unidades antes que otras tipologías”, añade Silva.

¿Más ventajas? “En el primer piso, el calor es menos sofocante ya que los de arriba absorben todo ese calor. Por otro lado, tener un departamento en el pri­mer piso te brinda algunos beneficios respecto al control, tienes más libertad con el ruido, iluminación y demás puede entrar o salir sin que tu vecino te diga algo. Son de rápido acceso y en situa­ción de emergencia, ayuda el mayor ac­ceso a la calle”, comenta el arquitecto José Llano, docente de la Escuela de Ar­quitectura de la Universidad Andrés Bello.

Los valores de los departamentos con patio, eso sí, pueden ser más altos. En el caso del proyecto Alto Las Perdices en Puente Alto, de Inmobiliaria Lo Cam­pino, un departamento de primer piso, con tres dormitorios, dos baños y un pa­tio de 53 m2, tiene un valor de 2.901 UF, mientras que una tipología similar en un tercer piso cuesta 2.852 UF (ver recuadro).

Los gastos comunes tampoco son mucho más caros. “Por cada m2 de jar­dín, se paga 10% de lo que cuesta el gasto común de un m2 de interior. En el ca­so de nuestro proyecto Hubegaña en La Reina, la diferencia de gasto común en­tre un departamento de primer piso con patio y uno de tercer piso es de 15 mil pesos aproximadamente”, afirma Pablo Bustos, gerente comercial de Inmobilia­ria Exxacon.

“Se espera que la construcción de proyectos con esta tipología siga en aumento, ya que tienen alta demanda y agotan sus unidades antes que otras tipologías”, asegura analista.

 

Separaciones verdes

Uno de los motes que se le cargan a los departamentos en primeros pisos es que suelen ser oscuros. Por eso, el manejo de la luz es un punto vital hoy para las inmobiliarias.

En el caso del proyecto Alto Las Perdices, de Inmobiliaria Lo Campino, los departamentos de primer piso vienen con ventanas amplias que permiten mayor ingreso de la luz natural en los dormitorios y el living-comedor tiene ventanal de piso a techo. “En los patios del primer piso se diseñaron cercos verdes que aparte de darle naturalidad, generan una barrera verde para que el patio pueda ser utilizado con total privacidad y para que fueran separaciones más naturales y agradables a la vista”, puntualiza Roberto Leay, de Alto La Perdices.

 

Restricciones

El hecho de tener un patio no faculta al propietario a hacer lo que se le ocurra con él.

“Los departamentos con patio tienen el beneficio de ocuparlo libremente, ya que se les otorga los derechos de uso y goce. Sin embargo, también tienen de­beres sobre el espacio, como la manten­ción de áreas verdes a costo propio, es­tablecidos en el reglamento de copropiedad. Lo mismo sucede con otros te­mas, ya que los derechos de uso y goce no otorgan la facultad de poner casas para animales, piscinas o juegos para ni­ños, por ejemplo”, acota José Ignacio Álvarez, gerente general de Draper and Kramer, filial de Montalva Quindos Servicios Inmobiliarios.

Algunas inmobiliarias incluso esta­blecen prohibiciones de construir pér­golas o techos que vayan en desmedro de la calidad del propio departamento. “Construir una pérgola o un techo pue­de afectar la luminosidad del espacio”, dice Roberto Leay, arquitecto de Alto Las Perdices, de Inmobiliaria Lo Campino.

 

Publicación: Las Últimas Noticias